Lista

"Elegir contenido para leer"

domingo, 31 de marzo de 2013

"Harley del 86"


"Harley del 86"

Apurando mi cigarro hasta la última calada. El viento susurra un ligero llanto que me invita a cabalgar con él. Mi Harley del 86 espera el momento en la última plaza del parking. Silenciosa pero viva. Apunto de rugir como el más fiero de los leones. Dispuesta a correr hacia un destino no fijado. Sin saber cuando parar, solo arrancar, rugir y acelerar. Tiro el cadaver del cigarro y me monto en mi moto. Arranco y nos vamos.

Este último local ha resultado ser una birria como los demás. Todo empezó bien. Buena cerveza, buena música. Johnny Cash introdujo la noche con “Cocaine blues”, le siguió Elvis con “Burning Love”, luego vinieron otros. Bruce con “Born to run”, Jerry tocó “great balls of fire” y muchos más. Los clásicos billares con gente haciendo crujir las bolas. La clásica pelea, las chicas no estaban mal pero todo cambió... La música se murió, comenzó a sonar esa maldita música sin ritmo, sin compás, sin nada. Mierda que sale por la boca transformada en ruido. La gente comenzó a moverse y a disfrutar con lo que sonaba. El jodido Regueton. Tuve que largarme.

Ahora estoy aquí, sobre mi harley, sin saber cuando pararé. El amanecer está próximo pero eso no me dentendrá.

Ayer estuve en un local de... bueno no recuerdo el pueblo pero era de primera. La buena música duro toda la noche, la cerveza fría de importación se derramó por mi garganta transformando su sabor en un paraíso en mi interior. Conocí a.... joder, no recuerdo su nombre. Rubia, alta, con un cuerpo que al moverlo podría hacer que un asilo se convirtiera en un tanatorio. Se acercó y sin mediar palabra se me echó encima. Pasamos juntos toda la noche en el motel... puto alcohol no recuerdo su nombre. Su movimiento si que lo recuerdo, se subió encima y comenzó a moverse. Por un momento temí por mi cadera pero que le jodan, fue un momento perfecto. Todo bien hasta que... su novio entró en la habitación del motel con un bate de baseball. Ella se levantó corriendo desnuda aun mojada por la movida de hace un rato. Comencé a reírme mientras le daba una calada al cigarro. El tío estaba encabronado de verdad. Su vena del cuello... La vena del cuello era enorme, a punto de reventar se podían ver los latidos en ella. Rojo como un tomate. Ella comenzó a llorar de rodillas ante él, eso ya no me molo tanto. Una mujer no tiene que arrodillarse ante un tipo por algo que haya hecho. El le gritaba y le dio con el bate en la cabeza. Eso me encabrono a mi también. Nadie pega a una mujer en mi presencia. Me levanté caminé hacia él. Intentó golpearme con el bate pero le agarre la mano. Le quité el bate y le di una patada en los huevos. Se cayó de rodillas, gritando. Le dije algo así como “A que no te gustaría que te diera una hostia cabrón”. No me pude contener, bateé su cabeza y se quedo tirado en el suelo inconsciente. Vivo o muerto, no lo sé. Me acerqué a... joder como se llamaba... Me acerqué a ella y comprobé que no estaba mal. Un pequeño golpe en la cara pero estaba bien. No se como, no le encuentro lógica pero acabamos tirados en la cama otra vez, ella encima y yo disfrutando como un cabrón. Al acabar dormimos un rato. Cuando me desperté ella ya no estaba en la cama. Se había ido. ¿A dónde?, no lo sé... Lo que si sé es que quiero encontrarla otra vez, aunque tenga que recorrer todos los antros del planeta. La muy puta se llevó mi cartera y mi chupa de cuero. Nadie se lleva mi chupa de cuero. Por otro lado el que si seguía “durmiendo” en el suelo, era su novio, su colega o su follamigo no lo sé. Allí quedó, yo me monté en mi Harley y puse tierra de por medio. Seguro que ese polvo perfecto me traerá más de un quebradero de cabeza con la pasma. Que les jodan también. No descansaré hasta recuperar mi chupa.


Licencia de Creative Commons
"Harley del 86" by Alberto Leiva Pallarés is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

sábado, 2 de marzo de 2013

"Bar Camilo de abaixo: Capítulo un"

"Capítulo un"


-Bueno, pero quén está por aquí. Ves cedo hoxe Manuel-

-Veño oh. Escapei da muller que quedou durmida no sofá.-

-Anda que cando lle chuegues a casa vaiche votar una bronca que che van roncar os oidos-

-Bueno, ti ponme un café e non me amoles-

-Eu non te amolo oh, pero mira. Non hay café. Está estropeada a máquina-

-Bueno carallo. ¿Pero canto leva iso así?. Non tes unha cafetera ou algo.-

-Non teño non. So teño viño da casa e refrescos de cola-

-Ponme unha cunca de viño logo-

-¿Viches o do Bárcenas?-

-Mira, iso e todo culpa dos socialistas que andan a meter merda no goberno.-

-Pero Manuel, como dis iso. Se andan a roubar de todos-

-Se roubaran estarían na carcel e non están-

-Pero si saiu nas noticias que están todos imputados. Que están todos collidos polos collóns e andan coa mosca detrás da orella. Andan escapados que no sae nin o presidente a dar a cara-

-Pero que amputados nin que lerias-

-Amputados non Manuel, imputados-

-O que sexa Camilo, o que sexa. O que fan e traballar e arreglar todo o que fixeron os anteriores. Que o Zapatero ise, deixou o país afundido na merda-

-Pero como podes dicir eso Manuel. Se o Zapatero ainda daba axudas a todo o mundo, invertía en I+D e fixo o Plan E-

-E así afundiu o país, dandolle diñeiro a todo o mundo, sen gardar para o país. A min baixáronme a pensión. Non cobro unha merda. 400€. Isto é unha miseria, non me da para nada. Toda a vida traballando con estas mans e para qué, ¿eh?, ¿para qué? -

-Afundir, afundimos con Rajoy, que está recortando todo. Dentro de pouco teremos que sanar na casa os catarros. Facendo potas de follas de eucalipto e respirando o vao como se facía antes e todo por culpa da Merkel-

-¡Os recortes teñen que facelos Camilo!, non queda outra. A Merkel sabe como arreglar o país e europa. Os alemans sempre foron cans duros-

-Pero non me fodas Manuel, a Merkel, a Merkel que vai solucionar se ten nome de supermercado. Anda, anda non me fodas. Sabe o que fai di... Criatura-

-Sabe, oh, sabe. Non como os socialistas que eses so saben tirar para a saca e tirar a casa pola ventana-

-Teñenche a cabeza comida Manuel. Andan a mexar por nós e nós decimos que chove-

-O carallo-

-¿E o celta qué?, ¿ti crees que vai gañar ou non?-

-Claro que van gañar!, xogan contra o sevilla. Non queda outra que gañar Camilo. Ademais co novo entrenador non vai mal.-

-Mira que o sevilla tenche moi bo equipo.-

-Pero xogaron o outro dia contra o atlético na copa do rey. Eses están cansados e non van rendir.-

-Non che sei. Eu prefería que deixaran o Paco Herrera. Polo menos el coñecía os xogadores. A min o Abel Resino non me acaba de convencer.-

-O Paco Herrera perdeu o norte. Xa non sabía nin a donde ir. Fixeronlle un favor. O Abel e bo, xa verás. Con él quedamos na primeira división-

-Mira que quería traer de segundo o Salva. Ese que dixera estar a a favor da ditadura-

-Era bo, man dura e o que lle facía falta os xogadores. Que nos últimos partidos estaban a pintar a mona no campo. Non corrían nin facian nada. Fun a Balaidos e bahh...-

-Contra, ¿fuches a Balaidos?. ¿E como iso?.-

-Fun co neto, co Tomás.-

-¿O fillo de Manoliño, o maior dos teus fillos?.-

-Ese mismo. Pois o neno que regalaronlle unhas entradas no colexio e quiso que fora con él.-

-Iso está ben Manuel, hay que pasar tempo coa familia.-

-Hay oh.-

-¿Queres máis viño?.-

-¡Bueno!, ¡queresme emborrachar ou qué!. Entrolle a Maruxa pola porta chocando contra as paredes e bótame da casa.-

-Pero serás esaxerado. Si a tua muller e un ceo.-

-Bueno, ti non a viches enoxada nunca. Que se a ves corres e non miras atrás.-

-Jajaja aturarte a ti Manuel non e fácil tampouco eh.-

-Bueno, marcho que son horas.-

-Veña, ¿maña ves non?.-

-Supoño, se a parienta non me mata veño.-

-Pois ata maña logo.-

-Adiós.-

Licencia de Creative Commons
"Bar Camilo de abaixo: Capítulo un" by Alberto Leiva Pallares is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.